Cuando tus huéspedes te dicen que les encanta volver a la Posada, vos te sentís feliz porque tu lugar deja de ser de paso para convertirse en una verdadera casa. Así lo vive Thibault, historiador francés que cada vez que vino a

 

Buenos Aires, nos eligió. Y encontró en la Posada un lugar donde se conecta con otros, a quienes define como “amigos y gente linda”.

Su trabajo está abocado a la docencia y en Buenos Aires se concentra en recorrer los archivos de la Nación para recopilar los datos que completen su tesis. El trabajo final de su Postgrado.

Habla muy bien el español y encuentra en nosotros una gran cultura, un país que lo acoge con tanto cariño que cada vez que se va siente nostalgia.

Thibault convive con el universo educativo, es profesor de historia y cuando lo recibimos mi oficio de periodista agolpa preguntas sobre este tema. Viene del primer mundo y uno piensa que sus problemas no son tan grande como los nuestros, sin embargo Francia también tiene problemas que resolver, la diferencia es que hay temas centrales en donde todos están de acuerdo y tiran para el mismo lado. La revolución digital, también les toca y formar para los empleos del futuro es una discusión que están dando. Qué pasa con nosotros, nos empantanamos en temas recurrentes, sin encontrar estrategias que lo solucionen. Se viene un mundo que nos necesita formados, con la habilidad de aprender todo el tiempo. Tenemos todo para lograrlo, queremos hacerlo? Estamos dispuestos a buscar consensos? son preguntas que me hago..

Thibault, vino de Francia a Buenos Aires a buscar respuestas y datos para su tesis, porque la historia nos enseña a construir futuro. Nosotros tenemos los datos, podemos acceder a la información, estoy segura que somos capaces de conseguir respuestas.